La historia de la empresa

La historia de Eagle Crusher

Todo comenzó a principios del 1900 con la visión de un hombre, C.L. Woods, un distribuidor de tractores Eagle de Ohio. Woods notó que los campesinos tomaban los adoquines de los campos y los colocaban a lo largo de los caminos de terracería. Se imaginó: «¿Y si alguien inventara una pequeña trituradora de mandíbula que se pudiera montar en la parte frontal de un tractor para triturar la piedra y usarla para mejorar las rutas?»

Woods se dirigió a la empresa de Tractores Eagle con la idea, pero como la empresa no compartió su visión, fundó su propia compañía para fabricar la trituradora de mandíbula que había imaginado. Así fue que, en 1915, en Kenton, Ohio, nació la empresa Eagle Crusher.

Mientras la empresa de tractores Eagle eventualmente cesaba la producción, la empresa Eagle Crusher continuó innovando y expandiéndose. Para ayudar con la expansión, Woods vendió un 25 % de las acciones de Eagle Crusher a Ralph Cobey.

Cuando Woods se retiró en 1952, Cobey compró el 75 % restante de la empresa Eagle Crusher y pronto mudó la fabricación a Galion, Ohio, para estar más cerca de las demás empresas que poseía y operaba, incluida Perfection Steel Body, la fábrica de bóvedas de acero para sepulturas y carrocerías de camiones y elevadores (que inició su padre, Harry Cobey) y Cobey Corporation, fabricante de una línea de vagones para granja de Bucyrus-Ohio.

En la década de 1960, Eagle Crusher había obtenido varios contratos grandes para la fabricación de plantas de trituración portátil, incluido uno con el gobierno de EE. UU. para producir más de 300 plantas de trituración para la producción de carreteras durante la guerra de Vietnam.

En 1965, Perfection Steel Body and Cobey Corp. Se vendió a Harsco Corp. Si bien Cobey continuó siendo el presidente, Harsco separó a Eagle con una gerencia diferente, que solo se enfocó en contratos grandes e ignoró su base habitual de clientes. Cuando los contratos finalizaron en 1969, no quedaban negocios.

En 1970, Cobey compró Eagle Crusher de nuevo y reinició la empresa con un empleado. Como Cobey dijo: “Compré un nombre y un mal inventario”. Eagle creció lentamente en 1974 y 1975, compró a Diamond Iron Works y Austin-Western por sus ventas de partes.

En 1974, Cobey reclutó a su hija, Susanne Cobey, quien se convirtió en la décima empleada de la empresa en manejar la venta de partes. Antes había trabajado para la empresa Ford Motor Company, donde fue la primera ejecutiva junior femenina.

Durante la década de 1970 y a principios de la década de 1980, las ventas de Eagle Crusher crecieron en la industria de agregados, pero el foco principal de la empresa estaba en la venta de trituradoras portátiles de carbón para minería a cielo abierto. En 1983, la resolución de la huelga del carbón provocó que las ventas de las trituradoras de carbón prácticamente desaparecieran.

Susanne Cobey buscó una dirección nueva para Eagle Crusher. Conocía la frustración de los clientes que procesaban asfalto y concreto con barras de refuerzo con la mandíbula y el cono tradicional. Decidió que el impacto de eje horizontal (HSI), que se desarrolló después de la Segunda Guerra Mundial para procesar escombros, era la respuesta. Susanne concluyó que solo un estilo de HSI se adaptaba al mercado estadounidense. Con ese impacto, Eagle creó la primera planta de reciclaje comercial de EE. UU., la Jumbo 1400 de Eagle, en 1984 y así nació una industria nueva.

A medida que avanzaba la fabricación de Eagle Crusher con la gama de plantas de reciclaje portátil, la compañía se vio la necesidad de un impacto más innovador y robusto. Por lo cual, en 1994, introdujo su propia línea de HSI UltraMax® con un rotor único esculpido de acero macizo de tres barras, el más pesado de la industria para el mercado del reciclaje.

El HSI UltraMax ha demostrado que continúa superando a todos los demás impactos de los mercados de agregado y reciclaje, de modo que los productores de agregado y reciclaje utilizan los impactos Eagle Crusher en todo el mundo y producen más que la competencia.

En 1990, Ralph Cobey se retiró oficialmente y nombró a Susanne como la directora ejecutiva de Eagle Crusher. Ese mismo año, Susanne compró The Stedman Machine Works, la fábrica de trituradoras industriales y de agregado para instalaciones fijas, ubicada en Aurora, Indiana.

En la actualidad, Eagle Crusher continúa en el liderazgo de la industria con productos nuevos e innovadores y ofreciendo las trituradoras más avanzadas, con mayor rendimiento y menor costo operativo de la industria para el reciclaje de concreto, asfalto, agregado y arena y grava. La compañía respalda sus productos con un servicio posventa una asistencia sin igual para facilitar el trabajo a los productores y sus empresas sean más rentables.